En cualquier crisis los niños son los que más sufren. Así pues, el respeto a la Declaración Internacional de los Derechos del niño, dotar a los centros de recepción de medios y personal adecuado y asegurar alternativas humanas a los centros de retención, son acciones prioritarias que le pido a la Comisión para atajar el sufrimiento de los más de 300.000 mil niños migrantes y refugiados que llegan a Europa.

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR