La Oficina del Parlamento Europeo en España organiza el Foro “2015: Año Europeo para el Desarrollo”, en el que Enrique participó como experto en políticas para el  desarrollo, junto con otros eurodiputados, representantes de la Comisión Europea y el Gobierno español, así como 180 ONGs.

2015 es para el desarrollo una fecha clave para hacer balance y reforzar los marcos estratégicos por ser el año tope para cumplir los compromisos que los países de Naciones Unidas se fijaron en ‘Los Objetivos del Milenio’.  Así como para dar difundir el trabajo que la UE desarrolla con su política de desarrollo.

La Unión Europea es el primer donante mundial, en 2013 destinó más de la mitad de la ayuda mundial, unos 56.500 millones de euros, a la ayuda al desarrollo exterior. Desde que se fijaron los Objetivos del Milenio se han hecho grandes avances en la lucha contra la pobreza (que se ha reducido a la mitad), la mortandad infantil (reducida también al 50% en niños menores de cinco años) y el acceso a la educación primaria.

Pero aún queda mucho por hacer en sectores como la asistencia médica en la maternidad, el SIDA o la preservación del medio ambiente. En 2013 solo cinco países europeos cumplieron con el compromiso de destinar el 0,7% de su PIB anual a fondos de cooperación: Noruega, Suecia, Luxemburgo, Dinamarca y Reino Unido.

¿Dónde deberían enfocarse las prioridades de la UE en materia de desarrollo en los próximos años?;¿cuáles deberían ser las nuevas fuentes de financiación y el papel del sector privado, teniendo en cuenta el contexto de crisis económica que aún sufren muchos países de la UE?; Éstas son solo algunas de las muchas preguntas a las que se intentaron dar respuesta en  el debate.

Os adjunto las conclusiones:

CONCLUSIONES FINALES DEL FORO

  1.  El balance de la agenda del milenio revela luces y sombras en la consecución de sus objetivos y pone de relieve la necesidad de incluir nuevos retos de futuro, como la combatir la desigualdad y al pobreza, la sostenibilidad, el cambio climático, así como la lucha contra la corrupción.
  2. La financiación de la ayuda al desarrollo sigue siendo fundamental, así como asesoramiento a los países de renta media para desarrollar políticas de cohesión social que han funcionado en Europa. Cada europeo destina 8 céntimos al día a la cooperación.
  3. La erradicación del hambre debe ser un objetivo prioritario de la ayuda al desarrollo en la nueva agenda mundial. Aunque se haya progresado mucho, hay que conseguir el objetivo de “hambre cero”.
  4. Las crisis migratorias en las puertas de Europa exigen tratar este problema desde la ayuda al desarrollo y con una perspectiva múltiple, que incluya la violencia familiar, la educación, la salud y la lucha contra las mafias y la trata de seres humanos.
  5. A pesar de que sigue existiendo grandes bolsas de pobreza y desigualdad en muchos países de renta media, muchas voces reclaman que la UE deje de destinar ayuda al desarrollo a estos países para centrar sus esfuerzos en los estados más pobres o menos desarrollados.
  6.  La seguridad debe estar presente en la futura agenda de la ayuda al desarrollo, pero sin poner en peligro el tratado Schengen y con consenso sobre  la gestión en Europa del registro de pasajeros (PNR).
  7. Acabar con la corrupción es esencial para combatir la pobreza y la desigualdad.  Asimismo, el respeto a los Derechos Humanos está íntimamente ligado a los avances en la ayuda al desarrollo, y las organizaciones no gubernamentales piden protección a sus defensores  y a las comunidades más desfavorecidas.
  8. Las Comunidades Autónomas reclaman que se reconozca la cooperación descentralizada que desarrollan las administraciones autonómicas y locales, con un marcado carácter especializado en temas como la pesca o la agricultura, y que se coordinen con la administración general del Estado y con las instituciones europeas a través de varios organismos. Asimismo, las universidades reivindican su papel como actores de la ayuda al desarrollo.
  9.  La UE, primer donante mundial, debe demostrar su liderazgo y una posición coordinada en las cuatro citas mundiales de gran trascendencia que tienen lugar en este 2015, Año Europeo del Desarrollo, si pretende seguir siendo un actor en la vanguardia de la cooperación.
  10. Los programas de ayuda al desarrollo deben contar con herramientas para que las comunidades locales más desfavorecidas evalúen los programas de cooperación de la Unión Europea, ya que son ellas sus verdaderas destinatarias y hay que evitar que otros intereses comerciales, incluido el tráfico de armas, distorsionen los objetivos de la ayuda.

Resultados televoto en directo

  • Las prioridades de la futura política en materia de desarrollo deben ser educación y mujeres.
  • Solo el 6% está satisfecho y orgulloso de los logros de los objetivos del milenio.
  • El 79% estaría dispuesto a pagar más impuestos para aumentar la ayuda al desarrollo.
  • Los Estados miembros y la UE deben ser los responsables principales de la ayuda al desarrollo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR