“El futuro en la República Democrática del Congo no es prometedor y tenemos que hacer mucho más”

Ojalá que a finales de este mes podamos declarar definitivamente el final del actual brote de ébola. Si ese es el caso habrá que felicitar a la Unión Europea, a los países vecinos y a las autoridades sobre el terreno por haber aprendido del pasado y haber actuado rápidamente proporcionando seguridad y vacunas. Pero la situación humanitaria en la República Democrática del Congo es alarmante. En octubre del año pasado, Naciones Unidas declaró la emergencia humanitaria máxima, el nivel 3, debido a la existencia de 2,5 millones de desplazados y 4,5 millones de personas en emergencia alimenticia. El futuro no es prometedor. 18 de las 26 provincias del país están en esta situación de alarma humanitaria, y sólo se ha financiado el 17% de las necesidades. Tenemos que hacer mucho más y tenemos que recoger la palabra de la representante hoy del Consejo, que reconoce la necesidad de hacer más, y que debe hacer más para aplicarlo a los países de la Unión.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR