Es una evidencia incontestable que en las últimas décadas han aumentado en frecuencia e intensidad los desastres naturales, llevándose por delante muchas vidas humanas y destruyendo infraestructuras y formas de vida. Pero también se está produciendo la recurrencia de estos desastres naturales, lo que significa que tenemos la capacidad de aprender, de prevenir y de tratar de dar una respuesta anticipada a lo que previsiblemente nos va a suceder. Ésta ha sido la lección fundamental de la Estrategia de Sendái y de la Plataforma Global de Cancún que tenemos que aplicar dentro de la Unión Europea. Considero que es una buena propuesta intensificar las capacidades y los recursos de acción de la Unión Europea puesto que, manteniendo la subsidiaridad, tenemos que incrementar la solidaridad a fin de dar una respuesta europea a desastres que afectan a ciudadanos europeos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR