El Parlamento Europeo ha debatido este lunes, 13 de febrero, en Estrasburgo, sobre la revisión del Consenso Europeo sobre Desarrollo (CED), resolución elaborada por la Comisión de Desarrollo.

Durante su intervención en el debate, Enrique Guerrero ha agradecido, en primer lugar, el hecho de que la lucha contra la pobreza, la desigualdad y la vulneración de los derechos humanos hayan sido puestas “en el corazón de la estrategia global de la Unión Europea (UE)”. Asimismo, ha subrayado que a pesar de que la pobreza se ha reducido en algunas partes del mundo, la desigualdad y la violación de los derechos humanos “crecen dentro y fuera de nuestras fronteras”. “Tenemos que poner la acción humanitaria al lado de la política de desarrollo”, ha afirmado Enrique, quien ha añadido que los objetivos tienen que ser “la pobreza, la desigualdad y los derechos humanos”. 

Se trata de un informe que, según han señalado los eurodiputados, busca una posición común a nivel de la UE y de los Estados miembros sobre los objetivos, valores y principios de la cooperación al desarrollo. De la misma manera, reconocen la importancia de una estrategia exterior europea que exija coherencia política, sobre todo en lo que se refiere a la paz y la seguridad, la migración, el comercio, el medioambiente y el cambio climático, la ayuda humanitaria y de cooperación al desarrollo. La intención es dar prioridad a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre los que se encuentran la reducción de la pobreza y las desigualdades.

Así lo han señalado los co-ponentes del informe durante el debate, Bogdan Brunon Wenta, del Grupo del Partido Popular Europeo, y Norbert Neuser, del grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo: lo prioritario es la lucha contra la pobreza y fomentar un desarrollo sostenible, han coincidido ambos.

Para llevarlo a cabo, los europarlamentarios han propuesto una serie de recomendaciones, entre las que se pueden destacar: el fortalecimiento del papel de la sociedad civil, la igualdad de género, una mejor distribución de la riqueza, mejora de la gobernanza local, la elaboración de sistemas fiscales justos, transparentes y eficaces, la importancia de un comercio regulado para promover la integración regional, contribuir al crecimiento sostenible y la lucha contra la pobreza. Estas recomendaciones pretenden reforzar el vínculo entre seguridad y desarrollo por un lado, y ayuda humanitaria y desarrollo, por otro. 

Ciertamente, el CED, que data del año 2005, es un documento de referencia en lo que se refiere a la cooperación al desarrollo de la UE y de los Estados miembros. La revisión pretende asegurar su continuidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR