Los niños refugiados pueden llegar a perder hasta tres años y medio de aprendizaje al llegar a Europa, según demuestra el análisis

Enrique Guerrero, eurodiputado socialista y presidente del Foro Progresista Mundial (GPF), presenta hoy en Bruselas un estudio comparativo que pone de relieve los obstáculos a la educación y la falta de datos oficiales sobre los menores refugiados que llegan a Europa.

Según la investigación, realizada en cooperación con el Migration Policy Group y Sirius Network on Migration and Education, desde principios de 2015, al menos un millón y medio de niños y niñas que huyen de la guerra en su tierra natal han llegado a campos de refugiados de Europa y Turquía.

Muchos menores refugiados ya han perdido un promedio de dos años y medio de escolaridad en su país de origen debido al impacto del conflicto y la violencia. Una vez en Europa, las transferencias entre los centros de refugiados y otras demoras en la evaluación de sus solicitudes de asilo pueden sumar hasta tres años y medio adicionales durante los cuales se ven privados de oportunidades de aprendizaje. Para los menores no acompañados, puede llevar incluso más tiempo, ya que también necesitan que se les proporcione un tutor.

El estudio comparativo abarca siete países de la UE (Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Italia, los Países Bajos y Suecia) y Turquía.

LUGAR: Sala Anna Politkovskaya – PHS 0A50, Parlamento Europeo, Bruselas
FECHA: Miércoles 11 de abril
HORA: 15h30

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR