Elena Valenciano: “Nos avergüenza y entristece que Austria haya decidido no apoyar un pacto mundial para la gestión digna de las migraciones”

La eurodiputada considera ‘poco inteligente’ la decisión de Austria, país que preside la UE este trimestre.

Austria y Hungría ya se han desmarcado del Pacto Mundial para la Migración de las Naciones Unidas. República Checa y Polonia también han mostrado sus reticencias. Elena Valenciano, vicepresidenta de los socialistas en el Parlamento Europeo, ha sido tajante con Austria: “Produce tristeza y vergüenza que Austria haya decidido no apoyar un pacto mundial para la gestión digna y ordenada de las migraciones”. La eurodiputada ha descrito como “poco inteligente” esta decisión porque la UE “es la más interesada en que haya una gestión global de las migraciones y lo hemos reclamado siempre”.

El caso de Austria reviste de una importancia especial porque este semestre Viena preside la Unión Europea y representará a todos los europeos y europeas en la reunión de seguimiento del pacto que se celebrará en Marrakech el 10 y 11 de diciembre. En este sentido, Valenciano ha subrayado que produce “vergüenza que un gobierno como el suyo no quiera apoyar una perspectiva multilateral de la gestión de las migraciones, y mucha más vergüenza produce cuando están ustedes presidiendo la UE en este momento”.

La eurodiputada ha pedido a Austria que reconsidere su decisión y no siga la “senda del nacionalismo cerrado, la xenofobia y la exclusión”. “No podemos debilitar una posición global que beneficia a la dignidad de todas las personas”, ha matizado Valenciano.

Una presidencia que represente a toda la UE

Por su parte, Enrique Guerrero, miembro de la Comisión de Desarrollo de la Eurocámara, ha achacado a Austria que, aunque haya tomado partido como país en contra del acuerdo, “no puede tomar partido como presidencia de la Unión, porque la mayoría somos favorables al acuerdo”. El eurodiputado ha propuesto que si la presidencia austríaca no puede representarnos “que dimita y que sea sustituido por un tercero en la representación de la reunión de Marrakech”. Guerrero ha destacado que Viena está haciendo “un flaco favor no yendo juntos y proyectando una imagen de división dentro de la UE”.

Además, ha calificado la urgencia de avanzar hacia una gestión ordenada de la migración como “una cuestión de sensatez y de dignidad”. De sensatez porque “es un fenómeno que va a vivir con nosotros” y ha recordado que la migración existirá “mientras haya desigualdad y exclusión en el mundo”. Y de dignidad porque, “ya que va a haber migración, debemos respetar los derechos humanos de todos quienes los emprenden”.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR