Conclusiones sobre el Consejo Europeo de junio: “Necesitamos una nueva relación entre UE y Reino Unido liderada por la Comisión Europea”.

El referéndum, el Brexit y la continuidad del Reino Unido como tal ha despertado el canibalismo político en el partido de David Cameron, ha debilitado a la Unión Europea y ha puesto fin a su carrera política. Este es el legado del aventurerismo político del señor Cameron y estos son los primeros frutos del primer éxito de los eurofóbicos. Frente a esto, el Consejo Europeo ha despachado el asunto en línea y media, con un tímido aplauso ha despedido al señor Cameron y se ha autoconvocado para dentro de dos meses y medio para tratar de abordar el asunto. Esto no es lo que necesitamos.

Necesitamos poner en marcha rápidamente el artículo 50 y empezar la negociación para una nueva relación entre el Reino Unido y la Unión Europea. Necesitamos que la Comisión Europea lidere esta negociación y no caiga en manos de los gobiernos de forma bilateral. Necesitamos un buen acuerdo, satisfactorio para ambas partes, pero que no puede consistir en que quien se va mantenga las ventajas de quien se queda sin asumir ninguno de los compromisos. Necesitamos previsibilidad y claridad, no confusión. Y en estos momentos estamos en una etapa de confusión.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR